LOS JUEGOS PARALÍMPICOS, AL IGUAL QUE LOS OLÍMPICOS, SE HARÁN SIN PÚBLICO

TOKIO. Los Juegos Paralímpicos se celebrarán sin público, anunció el comité organizador a ocho días de la ceremonia inaugural en la capital japonesa, una decisión esperada debido las cifras récord de contagios de Covid-19 registradas en Japón.

Ante esta situación, “se tomarán medidas más estrictas para las competiciones que se desarrollen” en los departamentos que actualmente están bajo estado de urgencia, “incluyendo la ausencia de espectadores”, declararon en un comunicado conjunto los organizadores, el Comité Paralímpico Internacional (CPI), el gobierno japonés y la ciudad de Tokio.

Con el problema empeorando, el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, indicó que el estado de emergencia, el cual se puso en vigor desde el 12 de julio, se extenderá hasta el 12 de septiembre; “el aumento de infecciones está alcanzando niveles alarmantes”.

La medida para la justa paralímpica (24 agosto-5 septiembre) es similar a la adoptada para los Juegos Olímpicos terminados el 8 de agosto, en los cuales 98 por ciento de las competencias se disputaron a puerta cerrada, con público sólo en departamentos alejados de la capital, aunque no se permitirá espectadores, tampoco en las pruebas que se realicen en las calles.

“Era inevitable (organizar las pruebas) a puerta cerrada”, declaró la presidenta de Tokio-2020, Seiko Hashimoto, en rueda de prensa.

No obstante, los alumnos de escuelas locales podrán asistir a ciertas pruebas a petición de autoridades o los colegios, con el objetivo de avanzar hacia “una sociedad más inclusiva”, dijo Hashimoto.

“La decisión de no aceptar espectadores ha sido tomada por consideración a los deportistas, pero también a la sociedad japonesa”, señaló Toshiro Muto, director general de Tokio-2020.

“Considerando los números actuales de casos en Tokio y en todo Japón, quienes acudan a estos Juegos deben estar alertas”, explicó Andrew Parsons, presidente del CPI.

Hasta el momento, 31 personas relacionadas con el certamen han dado positivo, incluidos casos entre los equipos que han llegado al archipiélago para entrenarse antes de la cita, que congregará a cerca de 4 mil 400 deportistas, quienes tendrán que someterse a medidas exigentes, con test diarios de Covid-19 y restricciones de movilidad.

Diego López, nuevo abanderado

Diego López, medallista mundial en natación, dijo que será un honor llevar la bandera de México en la ceremonia de inauguración de la justa paralímpica y se muestra agradecido por la confianza que le dieron para remplazar al campeón del orbe en taekwondo, Juan Diego García, de quien trascendió se encuentra aislado por haber tenido contacto con personas contagiadas por coronavirus.

“A pesar de todas las situaciones que he vivido en lo personal, hay una luz y vamos a dar lo mejor”, expresó el veracruzano en un video en redes sociales.

López acompañará a la abandera-da Amalia Pérez, cinco veces medallista paralímpica de powerlifting (levantamiento de potencia).

Deja una respuesta