LA NADADORA CON MÁS DE 50 MEDALLAS A PESAR DE FALTARLE UN BRAZO

Seis medallas olímpicas, 17 medallas en los Campeonatos del Mundo, 29 medallas en los Campeonatos de Europa, tres récords continentales… y los Juegos Paralímpicos de Tokio en el horizonte.

Recién cumplidos los 27 años, y desde los tres en las piscinas, la nadadora Sarai Gascón se define como una inconformista del deporte. “Cuando la gente me dice si con tantas medallas no pienso en la retirada, yo les digo que no, que quiero más”, asegura con firmeza durante la preparación para los que serán sus cuartos Juegos y el objetivo de volver a subirse al podio.

Sarai es una de esas mujeres que nunca se rinde y que no pone límites a sus ilusiones. Nacer con una discapacidad en el brazo izquierdo no ha sido obstáculo para que la nadadora catalana haya podido cumplir sus metas desde que sus padres la llevaron a la piscina. Lo hicieron para que su hija pudiera defenderse en el agua. Con el tiempo, sin embargo, la natación se ha convertido en la profesión de Sarai, convertida hoy en una de las mejores nadadoras paralímpicas de todos los tiempos, a base de esfuerzo y sacrificio.

Una historia de esfuerzo y superación

Levantarse a las 5.15 de la mañana, cuando la ciudad aún duerme, para ir a entrenarse fue una de las constantes durante su adolescencia. Ahora no tiene la necesidad de madrugar porque es una deportista profesional, pero sí sigue dedicándole mucho tiempo a la natación. Al menos, cinco horas diarias, “a veces más” puntualiza, que reparte entre la piscina y el gimnasio. Luego cambia el deporte por el estudio, ya que se está preparando para ser profesora de Educación Infantil. “Siempre me ha atraído la educación, mi madre es profesora, y me gustaría transmitir a los más pequeños los valores que he adquirido con la práctica del deporte y mis vivencias”.

Con 14 años, Sarai Gascón disputó su primer Campeonato del Mundo y ganó dos medallas y en Pekín 2008 se estrenó como medallista en unos Juegos Paralímpicos. “La experiencia de unos Juegos no tiene nada que ver con cualquier otra competición. En la Villa Olímpica convivimos con los mejores deportistas de todos los deportes de todo el mundo. Y luego, en la inauguración, el estadio lleno, las gradas de la piscina con miles de personas animándote… ¡Es una pasada, algo único!”.

Volver a subir al podio en la capital asiática es el objetivo que persigue la nadadora catalana, aun sabiendo que la empresa no será fácil. Con esfuerzo y determinación ha sido como Sarai Gascón ha forjado un palmarés al alcance de muy pocos deportistas, ya que al margen del más de medio centenar de medallas que ha conseguido entre los Juegos Paralímpicos y los Campeonatos del Mundo y de Europa, también ostenta tres récords continentales de natación: 50 metros libres, 100 metros libres y 100 metros mariposa.

Sarai y el resto de los componentes del Equipo Paralímpico Español estarán arropados en Tokio 2020 por CaixaBank. La entidad bancaria, a través de su nueva campaña #inconformistasdeldeporte, pretende mostrar su compromiso con los deportistas y compartir con ellos los valores de esfuerzo, sacrificio y constancia.

El compromiso a largo plazo entre las partes es el programa ‘Los 20 para los 20’: veinte meses para lograr veinte retos. Una cuenta atrás que arranca con la firma en enero de 2019 del acuerdo entre CaixaBank y el Comité Paralímpico Español y que finalizará con los Juegos Paralímpicos de Tokio. Veinte retos con el objetivo de dar visibilidad al deporte paralímpico español y que se plasma con una exposición que trata de acercar el deporte paralímpico a la sociedad.

Un propósito que la propia Sarai Gascón comparte cuando afirma que “todas las personas merecemos el mismo trato y las mismas posibilidades personales, sociales y económicas”. Y puntualiza: “No podemos permitir que nos traten de manera distinta, que digan que no tenemos el mismo valor y que, por eso, no merecemos lo mismo. Luchamos por una igualdad real y para que la diversidad sea riqueza y no diferencia entre unos y otros”.

Deja una respuesta