ROBERT BOBROCZKY, EL MONSTRUO MÁS GRANDE DEL BALONCESTO

No se ha visto un físico tan sorprendente en una cancha de baloncesto en años. Si ser alto es una ventaja en el baloncesto, Robert Bobroczky tendría que ser imparable. Pero no lo es.

Bobroczky es un jugador rumano de solo 16 años que mide 2,31 metros. Una auténtica barbaridad, un monstruo, que le convierte en más alto que cualquier jugador de la NBA. Su altura llamó la atención a equipos de todo el mundo y sus vídeos son muy consultados en Youtube.

Pero una altura tan descabellada tiene también sus problemas: Bobroczky es extremadamente delgado, apenas pesa 85 kilos y tiene que llevar una estricta dieta para ganar peso, con muchas comidas al día.

Robert Bobroczky, que sueña jugar en la NBA, ya ha dado el salto a Estados Unidos. Es el primer paso para ver si puede o no ser un jugador profesional. Esta semana ha debutado en un instituto en Ohio, el Spire Institute, donde los entrenadores siguen muy de cerca sus pasos y su evolución física.

Su equipo perdió por 87-51 y Bobroczky solo jugó unos minutos, porque por ahora su capacidad física no le permite estar en cancha mucho tiempo. Pero el joven jugador manifestó que se sintió bien, aunque es consciente de que aún le queda mucho trabajo por delante.

Solo hay que ver los vídeos para comprobar lo difícil que es mover ese cuerpo tan alto y tan delgado.

Deja una respuesta