Albert Llovera piloteará el Dakar 2020 en sillas de ruedas

Albert Llovera está ante su reto más importante en el Dakar. El piloto andorrano ha sido confirmado como uno de los integrantes del Team Iveco De Rooy y pilotará uno de los Iveco Powerstar de la potente estructura neerlandesa. Tras no poder tomar la salida en las ediciones de 2018 y 2019 por distintos motivos, Llovera regresa al raid más duro del mundo y lo hará a los mandos del camión con mayor rendimiento que ha pilotado. 

Será su quinta participación en el raid más duro del mundo, tercera al volante de un camión tras competir con el Trata del equipo Bonver Dakar Project en 2016 y 2017.

Dentro de la gran renovación que ha sufrido el Team Iveco De Rooy, Llovera se pondrá a los mandos de un Iveco Powerstar Evo3 y hará las labores de asistencia rápida para Gerard De Rooy. El piloto neerlandés es una vez más punta de lanza del equipo en el Dakar y, sí los test arrojan datos positivos, lo hará a los mandos de un Iveco Powerstar Evo4 con un sistema de suspensión independiente en cada rueda.

Al respecto, Henk Van Leuven como gerente del equipo ha señalado: «Estamos muy contentos con la incorporación de Albert Llovera. Él se encargará de proporcionar la asistencia rápida con un Powerstar Evo3 que está siendo adaptado actualmente en Roma».

A la espera de ver qué pasa con el Powerstar Evo4, la apuesta del equipo ha quedado definida. Gerard De Rooy será el piloto de referencia, con Albert Llovera como apoyo en labores de asistencia rápida. Michiel Becx estará al volante de un Iveco Trakker con repuestos para todo los camiones del equipo. 

Vick Versteijnen, otra de las novedades de la formación, pilotará el Powerstar Evo2 de Federico Villagra, ya que el argentino no ha encontrado los apoyos necesarios. Janus Van Kasteren pilotará el último Iveco tras competir con uno de los Renault de Mammoet Rallysport, toda vez que Ton Van Genugten y Maurik Van den Heuvel han abandonado el equipo.

Deja un comentario